20200104_195524.jpg
ilust_03.png

(Acerca de nosotros)

Hacer vino ha sido un sueño largamente madurado. 

El año 1997 tuve la oportunidad de visitar la viña de Miguel Torres en Villafranca del Panadés, la comarca vinícola con más alcance y tradición de Cataluña. Aquella fue una vivencia que me abrió las puertas a una industria que me cautivó. Luego, el año 2003 recorrimos el Valle de Napa en California y, aunque ya conocíamos el lugar, no había vivido la experiencia de visitar las viñas, probar sus diversas cepas y disfrutar de un entorno que ha desarrollado toda su industria turística y agrícola en torno al vino. 

Fue luego de este viaje que creció en mí la idea de aprender este arte y crear mi propia viña. Visitar bodegas en distintas partes del mundo, apreciar el amor y poesía puesta en el cultivo de la vid y la elaboración del vino, fue un hobby que se transformó en pasión y me llevó a cumplir el sueño de ser viñatero el año 2017.

 

thumbnail_IMG_9259.jpg

En la década de los 80, mi padre adquirió un predio denominado "Parcela 29", en la Hacienda Buena Esperanza, comuna de Vallenar, tierra que pertenecía a los ex potreros El Prado. Él estableció una lechería, cultivó uva Italia para vender a destilerías pisqueras, plantó olivos y fundó una planta de aceite. En todo el proceso, siempre trabajé junto a él.

 

Luego de su partida, hoy continúo con algunas de estas actividades y decidí, además, destinar hectáreas para iniciar nuestra Viña Buena Esperanza.
Este proyecto, un sueño compartido con mi esposa, tiene el fin de crear una pequeña bodega de vinos Premium que permita generar una actividad vitivinícola en el 
Valle del Huasco, lugar donde nacimos y hemos vivido siempre. 

 

Queremos ser inspiración para otros empresarios agrícolas para que seamos varios productores en la zona y, juntos, formemos parte de una atractiva ruta en este valle encantador, donde el terroir, el clima y su geografía, entregan al vino notas especiales y únicas que despiertan los secretos guardados de esta desértica y, la vez, abundante zona de Chile.

Daniel Llorente Viñales - Viñatero.

ilust_03.png

(Terroir y clima)

Buena Esperanza, Valle del Huasco

 

 

Su Suelo:

 

El Valle del rio Huasco presenta 12 series o tipos de suelo, cada una con características muy particulares de retención de humedad, fertilidad y profundidad.

Los suelos del Valle del Huasco se encuentran principalmente en dos posiciones: en el pie de monte y en las terrazas aluviales (altas y bajas).

Los viñedos de Buena Esperanza se ubican en la terraza aluvial alta, sus suelos tienen textura superficial arcillo calcáreo, con bastante presencia de piedras rodadas de origen aluvial, con una profundidad de 60 centímetros, para entrar en una zona de carbonatos de calcio mezclada con rocas redondeadas especiales para el cultivo de uvas de alta calidad.

Su Clima:

 

La Región de Atacama, el Valle del Huasco (28° 30' Lat. Sur) presenta una radiación incidente mayor en comparación a las zonas productores de uvas viníferas en el país, es decir tenemos una mayor cantidad de luz.

Sin embargo, si recorremos el Valle en toda su extensión nos daremos cuenta que el clima no es homogéneo en él, distinguiéndose desde el interior hasta la costa, a lo menos cinco grandes distritos agroclimáticos característicos, los que van aumentando sus temperaturas en la medida que se avanza desde el mar a cordillera.

Buena Esperanza , está a 35 km  del océano Pacifico, se encuentra entonces en el segundo distrito climático y va de Oeste a Este desde la localidad de Maitencillo hasta Chañar Blanco.

 

Parámetros climáticos del sector de Buena Esperanza

 

Temperaturas en ºC

 

Máxima media anual: 22,9

Media anual: 14,5

Máxima media Enero: 26,5

Mínima media Julio: 5,7

Máxima absoluta: 33

Mínima absoluta: 1,2

 

Nº días libres de heladas: 365

abril03 013.jpg